Descubierto un fémur en Marte
29 junio, 2017
Los ´Preppers´y Survivalistas
1 julio, 2017

Día del Asteroide 30 de Junio

30/06/2017

El choque de un asteroide contra nuestro planeta es uno de los mayores riesgos a los que está sometida la humanidad.

Aunque los científicos trabajan en mejorar la detección y estudio de estos objetos, todavía no existe una estrategia clara para mitigar las consecuencias de un posible impacto.

Las evidencias astronómicas y geológicas demuestran que es cuestión de tiempo que algo así vuelva a ocurrir. No será mañana ni probablemente en los próximos 200 años, pero acabará pasando. Por eso, algunos astrónomos temen que el ser humano no esté haciendo lo suficiente para evitar un futuro cataclismo. Es la idea que está detrás de una campaña internacional de sensibilización, conocida como el Día del Asteroide («Asteroid Day»), que este 30 de junio avisa del peligro que se cierne sobre el planeta. La conmemoración, que el año pasado recibió el respaldo de Naciones Unidas al declararla como día internacional, será celebrada con 700 eventos en 190 países y un debate entre expertos que podrá seguirse en directo. Además, Discovery Channel emitirá varios documentales sobre el tema y estrenará «Cómo sobrevivir a un asteroide», que ha sido rodado con miembros de la campaña.

«Anoche, la Tierra fue golpeada miles de veces», ha explicado Rusty Schweickart, ex astronauta del programa Apolo de la NASA y miembro del «Asteroid Day» que fue invitado a un debate telefónico organizado por Discovery Channel. «Cada día, a la Tierra llegan unas 100 toneladas de asteroides. La mayoría son pequeños granos o guijarros, y quizás dos o tres de ellos tienen el tamaño de una pelota de fútbol. Pero lo más preocupante es que es cuestión de tiempo que seamos golpeados por uno mucho mayor capaz de causar graves daños en la superficie».

Más allá de la amenaza de enormes asteroides capaces de acabar con la humanidad, los precursores de la campaña han alertado del riesgo real que suponen objetos mucho más pequeños, de decenas o centenares de metros, pero también mucho más abundantes en las órbitas próximas a la Tierra. Un choque con ellos podría destruir ciudades o regiones enteras.

Es posible prepararse
Por suerte, las agencias espaciales pueden diseñar estrategias para desviar cuerpos de ese tamaño, y los astrónomos tienen herramientas para detectarlos antes de que sea tarde. Pero para ello es necesario que reciban el respaldo y el apoyo económico adecuados.

«A diferencia de los terremotos, los tsunamis o los huracanes, sí que podemos evitar el impacto de un asteroide», ha dicho Hakeem Oluseyi, astrofísico y divulgador implicado en el Día del Asteroide. «Puedes anunciar un futuro impacto con la preparación adecuada».

Sin embargo, los datos muestran que la preparación ante el impacto de asteroides no está entre las prioridades de todos los organismos. En diciembre de 2016, la Agencia Espacial Europea (ESA) no recibió la luz verde de sus miembros para financiar la misión «Asteroid Impact Mission» (AIM), un programa compartido con la NASA y destinado a poner a prueba la tecnología necesaria para desviar asteroides, porque entonces se decidió dar prioridad a la exploración de Marte con la misión ExoMars. Por otro lado, aunque diariamente los astrónomos detectan nuevas rocas espaciales cercanas a la Tierra, el ritmo de descubrimiento es muy bajo, en comparación con la cantidad que hay aún por encontrar.

Creo que es absolutamente crítico que la gente entienda que esto es importante para todos nosotros, no solo para políticos, científicos, ingenieros o la gente que trabaja en este proyecto», ha dicho Greg Richter, director de cine e integrante de la iniciativa del Día del Asteroide.  Es algo que debemos hacer en representación de nuestro planeta y de nuestra especie. Por eso, es clave que haya una respuesta global, que no requiere tanto dinero, en comparación con otros proyectos científicos.

El hecho de que haya muy pocas probabilidades de que la Tierra sufra las consecuencias de un asteroide como el de 1908, es por Júpiter, según el divulgador científico, ya que este planeta “sirve de escudo” al proteger a la Tierra de los asteroides. Precisamente, la mayoría de asteroides se encuentra en el cinturón de asteroides, que se ubica entre Marte y Júpiter.

Al igual que ocurre con otros grandes retos, como el cambio climático o la pobreza, el impacto de un gran asteroide es probablemente otra oportunidad para demostrar si la Humanidad es capaz de trabajar unida pensando en el bienestar de las próximas generaciones. La alternativa sería cruzar los dedos y rezar para que esta catástrofe no ocurra durante el tiempo en el que sobreviva la civilización.

Fuente: LRP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *