Debemos abandonar la Tierra en los próximos 100 años
5 mayo, 2017
Nuevo robot ametralladora del ejército de EE.UU
9 mayo, 2017

El Wifi nos afecta diariamente

07/05/2017

El Wifi que nos acompaña hoy día, en todas partes nos rodea. Al tomar un medidor de electromagnetismo, podemos observar que lo valores se desbordan, algo que no tenemos en cuenta, porque no vemos esas ondas que constantemente nos envuelven, pero está latente en nuetsras vidas.

El valor que debemos tener a nuestro alrededor, para que no nos llegue a afectar demasiado, debe ser por debajo de 100 voltios, pero nuestras casa y lugares de trabajo repasan las 300 de voltios por metro, asombroso y para ponerte las manos sobre la cabeza, emiten un campo que afectan nuestro sueño, provocando insomnio, dolores de cabeza, fatiga, irritabilidad y mucho decaimiento, perdida de memoria a corto plazo, un sintoma muy poco perceptible, es el dolor en nuestras encias, frecuentemente y esto se debe a que nuestros huesos se cargan de electricidad estática, es un gigante que puede generar en nosotros una “Depresión”.

¿Somos conscientes de las múltiples radiaciones a las que nos exponemos de forma diaria? la increíble exposición a la que nos sometemos en el trabajo, en casa e incluso en plena calle por antenas telefónicas, wifi o electricidad estática.

Los campos magneticos que nos rodean afectan el nuestro, afectando nuestra salud, hay sitios donde se han detectado hasta 800 voltios, hasta los aparatos de emisiones de nuestro vecino nos afectan en gran medida. Son valores muy elevados y de intensidades muy elevadas de onda, debemos apagar en la noche o cuando salgamos el Wifi de nuestras casas o lugares de trabajos.

El dormitorio es el lugar donde menos debe haber electromagnetismo que nos altere para que podamos vivir y dormir en un entorno agradable, existen pinturas, mallas para aislar. Las instalaciones electricas de nuestras casas, para hacer más comodas supuestamente nuestras vidas, y evitar que te levantes a pagar la luz de tu dormitorio, ese interruptor que te da la ´supuesta´comodidad te esta enfermando, hay que descartarlos y omitirlos, las tarimas flotantes conducen altisimas dosis de elctromagnetismo, sobre todo los más baratos, por eso muchas veces vamos dando chispasos.

Han pedido a la Comisión Europea en el Parlamento Europeo el “reconocimiento integral de la electrohipersensibilidad”. Y esto ha levantado, con razón, una tremenda polémica.

Sin embargo, la mayor parte de medios se han dedicado a hablar de qué no es la ‘hipersensibilidad electromagnética’ y han obviado por completo qué es. ¿Por qué hasta un 3% de la población californiana se declara “alérgica o muy sensible a estar cerca de aparatos eléctricos, ordenadores y líneas de alta tensión”? ¿Por qué un 70% de los europeos creen que los móviles afectan a la salud?.

¿Qué es la “hipersensibilidad electromagnética”?

Se le llama “hipersensibilidad electromagnética” al padecimiento de una gran variedad de síntomas debido a la exposición a campos electromagnéticos de baja intensidad como antenas de telefonía o líneas de alta tensión.

En los últimos años, los defensores de la existencia de esta ‘enfermedad’ ha ido aumentando progresivamente su presencia en los medios y en los juzgados. Donde no lo han conseguido es en los foros científicos, en el año 2005, una revisión sistemática llevada a cabo por Rubin, das Munshi y Wessely identificó 31 estudios que trataban este supuesto síndrome. Descubrieron que 24 no había encontrado ninguna evidencia que apoyara su existencia, 3 tenían errores estadísticos serios, 2 no se habían podido replicar y los otros dos se contradecían entre sí.

¿Las ondas electromagnéticas son peligrosas?
La Organización Mundial de la Salud es clara en ese aspecto “no se ha conseguido probar que exista una relación causal entre la exposición a campos electromagnéticos y ciertos síntomas notificados por los propios pacientes, fenómeno conocido como hipersensibilidad electromagnética”

Es más, hasta el día hoy, “esos estudios parecen indicar que no hay pruebas fehacientes de que la exposición a campos de radiofrecuencia de nivel inferior a los que provocan el calentamiento de los tejidos tenga efectos perjudiciales para la salud”. Estas son conjeturas de la OMS Organización regida por la Elite, a lo que podemos pensar que muchos intrereses se encuentran en medio, de una no clara, exposición a la verdad.

Pero, ¿cómo es posible que este tipo de cosas sigan teniendo espacio en los medios? Si nos alejamos un poco y tomamos una perspectiva histórica, la Hipersensibilidad Electromagnética no es nada original. Es hermana de la Sensibilidad Química Múltiple que fue descubierta por el doctor Theron G. Randolph poco después de ser expulsado de la Northwestern University por sus cuestionables puntos de vista científicos y miembro de las cortes Masonicas.

Pero podemos encontrar casos equivalente antes: Esther Samper nos explica con detalle como durante los primeros años del tren muchas enfermedades de diversa índole (asfixia, trauma físico por aceleración o diversas enfermedades centrales) se relacionaron con él.

Existe cierta tendencia cultural (y algunos dirían que evolutiva) a desconfiar de lo nuevo y culparlo de los todos nuestros males. Y la Hipersensibilidad Electromagnética es una muesca más en esa larga tradición de neofobia.

Por el contrario muchos nos hablan del efecto placebo, que hay al envolver un tema y achacárselo a las nuevas tecnologias, muchos médicos han tomado la desición en el estudio de dar el nocebo, que es una forma de medicamento para el tratamiento, pero enrealidad esta pastilla no tiene ninguna composición química, como si de un caramelo se tratase, en consecuencia estos pacientes empezarón a mejorar, estos estudios todavía estan en experimentación. ¡Entonces siempre estamos en las mismas!  ¿Hacen daño o no?

Claro que cualquier alteración en nuestro propio campomagnetico afecta nuestro biorritmo y el del entorno, no hay que hacer mayores esfuerzos para saber que cuando te pasas unos días en el campo alejado de la civilización electrónica, nuestra salud se ve mejorada en gran medida, no quiere decir que tengamos que vivir sin ellas, pero si podemos poner medidas para que no nos afecten.

Consejos aleja los moviles cuando te sientes a comer, si ves la televisión no acerques otro dispositivo que pueda alterar el campo, elimina todo interruptor cerca del cabecero de tu cama, estas y muchas más son las recomendaciones para alejar de nuestro entorno cotidiano, estos campos que nos aleteran, sin embargo en la calle también hay muchos sistemas que nos afectan no nos trastornemos por lo que nos pueda afectar y no veamos, simple mente practica meditaciones de limpieza y ten mucho contacto con la naturaleza, si puedes sambullirte en el mar mucho mejor.

“Mente sana, cuerpo sano”

Fuente: La Realidad Paralela (Mónik H.)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *