Una Estrella visitó nuestro Sistema Solar
10 septiembre, 2017
El Hubble captura un planeta negro
14 septiembre, 2017

¿Estamos preparados para la próxima tormenta Solar?

11/09/2017

“El Gran Apagón” un podcast de ficción en español adaptado a lo que sería un día después que nos golpeara una gran llamarada solar y provocara un efecto como el del ´El evento Carrington´ en 1 de septiembre de 1859. Y diría algo como esto los titulares, aunque poco iban a llegar, ya que nos quedaríamos en gran parte a oscuras total.

«El 11 de abril de 2018 se produjo una tormenta solar de clase X9. Fue la más intensa jamás registrada. Dos días después, el 13 de abril, la radiación alcanzó la atmósfera terrestre inutilizando todos los satélites y gran parte de los sistemas eléctricos. El planeta quedó en completa oscuridad. Este evento fue conocido como el Gran Apagón».

A parte de todo este alarmismo, hay muchos astrónomos mirando al cielo y esperando la llamarada Solar que debilitará nuestras bandas de Van Allen traspasando las fronteras entre el cielo y la tierra, generando grandes y preciosas Auroras Boreales pero devastadoras, para nuestros sistemas eléctricos. La noticia de que el sol acaba de emitir dos enormes llamaradas nos ha hecho preguntarnos, ¿estamos preparados para la próxima tormenta solar?

 

Richard Carrington estaba en medio de una de sus observaciones solares en 1859. Todo iba bien hasta que comenzaron a suceder cosas raras. En eso, creedme, Carrington tenía experiencia: a lo largo de su vida realizó más de 5200 minuciosas observaciones de nuestra estrella.

Si ocurriera algo así en la actualidad, tendría consecuencias devastadoras. Después del incidente de Carrington hubieron cientos de testimonios,  el ‘Mercury Charleston’ de Carolina del Sur explicaba que «el mar reflejaba el fenómeno, y nadie podía mirarlo sin pensar en el pasaje d la Biblia que dice ‘el mar se convirtió en sangre’. Las conchas de la playa, que reflejan la luz, parecían ascuas en una hoguera» y el ‘Diario de Menorca’ publicó el 4 de septiembre que «anteayer a hora avanzada de la noche vio una persona fidedigna dos auroras boreales, que si bien eran más diminutas que la que vimos años atrás, no dejaron de causar un efecto maravilloso».

Es noche de 1859 los telégrafos quedaron inutilizados, En Pittsburgh, un telegrafista dijo que los cables de la corriente, del impacto se achicharraron. Duraron varios que no pudieron utilizar la red, todavía acumulaban grandes cantidades de energía que contenían, el evento Carrington es la mayor que ha golpeado la magnetosfera de la Tierra hasta ahora, por así decirlo, “era electrónica”.

En 1967 algo parecido ocurrio y medio mundo se disloco con el fenómeno, pero de esto se supo poco pues estas noticias no favorecían a la tan anhelada misiones Apolo, ver llegar el hombre a la Luna era algo que estaba en primer plano.

Si ocurriese otro evento como el de Carrington, produciría una interrupción sin precedentes en el metabolismo social, político y económico del mundo. Los satélites, las redes eléctricas y los dispositivos electrónicos se verían muy muy muy afectados. Y con ellos, las redes logísticas de alimentación y suministros se vendrían abajo. En 2008 ya se redactaron informes con respecto a un evento de tal magnitud y el 2016 el expresidente Obama dio una rueda de prensa tomando cartas en el asunto,  la Comisión Europea decía que debíamos empezar a prepararnos. Los astrofísicos desvelaron un expediente no hace mucho que nuestro sol no está solo, si no, que tiene su hermano y lo apodan Nemesis, nuestro ojo no está preparado para verlo, ya que su radiación es luz infrarroja cosa que el ojo humano no puede apreciar.

No hay ningún plan que pueda protegernos, realmente el gasto se ha dedicado a la defensa militar, pero en cuanto un evento así ocurra que por lo menos nos cojan confesados, ni planes de contingencia para la población. Esperemos pase mucho tiempo para que ocurra, son ciclos del universo que van ocurriendo y no podemos hacer nada, vivir y saber sobre temas de sobrevivencia, ciclos, cambios para mejorar.

14 de Julio de 2017 / En el vídeo que ha colgado la NASA ocurre un suceso de lo más extraño. El ciclo magnético del Sol está disminuyendo, así que no debería haber muchas manchas solares en la superficie de la estrella. Siendo así, ¿cómo demonios se explica esa mancha oscura más grande que el planeta Tierra? y constante movimiento.

Por Mónica H. LRP con la ayuda de Javier Jiménez .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *