¿Astrónomos observan fenómenos extraterrestres?
28 agosto, 2017
Lady Diana
31 agosto, 2017

Historias de Fantasmas #3

30/08/2017

Más historias fantasmales, apariciones en la provincia de Cádiz, España.  Lo que a veces ignoramos, es que detrás de esas apariciones, que tanto llaman la atención de las investigaciones de lo paranormal, son secuelas de una trágica muerte, ese ser no descansa y queda anclado en medio de dos mundos, hasta que llegue su tiempo para poder ir hacia la luz.

El Poblado de Santi Petri

Alentada por los diversos testimonios, he querido documentar también la supuesta presencia que existe en el Poblado de Sancti Petri en Chiclana. Allí los lugareños cuentan «Que se habla de una niña de unos ocho años con aspecto algo desaliñado y descalza que suele rondar los alrededores de la iglesia, la casa del guarda o las embarcaciones de la playa con aire triste y melancólico va merodeando por el lugar. A parte de la niña, entre las casas en ruinas se ve entrar o salir rápidamente una figura masculina con sotana y sandalias color marrón el típico monje franciscano». Al parecer, es en la puesta de sol y la noche cuando ambos fenómenos suelen manifestarse en el antiguo poblado almadrabero.

 

Callejón de las monjas, Arcos

Objetos que se mueven solos. Enjambres de insectos inexplicables. Sonidos de pasos en el interior. Llaves de las puertas que saltan de las cerraduras. Gritos desgarradores. Pasos de carruajes inexistentes hoy en los alrededores del lugar, esos son algunos de los sucesos paranormales que describe el antropólogo en el Callejón de las monjas de Arcos. La tarde y la noche son los momentos en los que los arcenses dicen haber vivido este tipo de fenómenos, unidos a una presencia luminosa en la ventana del edificio del callejón.

 

Jardines El Altillo, Jerez

Los Jardines El Altillo de Jerez atesoran muchas historias, aunque quizás la más inquietante es la que habla de siete niñas que «se quedaron ancladas» en ese punto. La fenomenología es repetitiva y similar a otros lugares, sensaciones, oír pasos detrás de ti, ruidos, voces, reconoce Arboleda. En este caso, motivado por la existencia de cinco jóvenes educadas en un ambiente victoriano y opresor por una institutriz, preocupada por el comportamiento sexual de las niñas, que prohibía hasta cogerse del brazo a las hermanas.  Hoy, las chicas y la institutriz siguen paseando por el singular enclave, estremeciendo a todo el que les tropieza con su presencia.

 

Museo Arqueológico de Jerez

Como suele ser habitual, es difícil encontrar a un trabajador de un edificio que se atreva a hablar abiertamente de las experiencias paranormales que ha vivido. Temen que se rían de ellos, que los tomen por locos y él que lo hace tiene mucho valor.  Pero a fuerza de insistir, el guarda de seguridad nos cuenta algunos detalles, del Museo Arqueológico de Jerez. Allí, ya en las obras, los operarios hablan de «tablones que se doblan por un lado y se caen por sí solos; cubos llenos de agua que al día siguiente están vacíos; herramientas dejadas en un sitio y que aparecen en otro lugar». Presencias de entes y todo tipo de fenómenos extraños en las dependencias y pasillos del museo arqueológico, como puertas que se abren y cierran solas, voces y risas en salas vacías, especialmente en la segunda planta, explica el antropólogo.
Y esto es solo un decálogo de los miles de misterios que atesoran las piedras milenarias de la provincia. Tantos espectros, fantasmas, voces y fenómenos como el miedo a lo inexplicable puede crear. De hecho, más que los muertos, son los vivos y su temor a la muerte los que alimentan estas historias tan nuestras como cualquier otro fenómeno cultural.

Museo Arqueológico de Jerez de la Frontera, España.

Por Mónica H. LRP (La Realidad Paralela)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *