Un objeto brillante aparece en el agujero negro Cygnus A
30 mayo, 2017
Por tercera vez detectan ondas gravitacionales
3 junio, 2017

NASA anuncia la misión para entrar en la atmósfera del Sol

31/05/2017

¿por qué le preocupa ahora tanto el Sol?

SOLAR PROBE PLUS

Este miércoles, la agencia dará nuevos datos acerca de su próxima nave que intentará ‘tocar el Sol’

Quedan pocas horas para que la agencia espacial americana nos desvele más detalles acerca de su misión ‘Solar Probe Plus’ (Sonda Solar Plus). Mundialmente conocida como la nave que ‘tocará el sol’ por primera vez en la historia, el objetivo de este proyecto, arrancará en verano del año que viene, es ir más allá de hacer algo que nadie ha hecho antes. Porque, aunque llevamos miles de años observando a nuestra estrella, aun hay algunas preguntas que nos quedan por resolver. Y no solo eso: conocer este astro mejor asegura que nuestra sociedad funcione y no se vaya al traste… literalmente. Estos son los motivos de por qué deberías seguir a pies juntillas todas las novedades de esta misión, que podrás ver en directo en su web a partir de las 17:00 hora peninsular.

Porque las tormentas solares siguen siendo un misterio, pero que nuestra tecnología funcione depende de ellas.

Todavía no somos capaces de predecir cuándo se pueden producir tormentas solares y otros eventos meteorológicos desde el Sol, pero sí estimar las consecuencias de estos. Por ejemplo, se sabe que una tormenta solar podría hacer que nos quedáramos sin luz, sin agua, sin teléfonos, ni ordenadores, ni GPS, lo cual alteraría todo nuestro sistema y podría dejarnos, según la NASA, sin energía hasta un año entero.

Porque nunca hemos tocado el Sol… Y siempre está bien hacer algo por primera vez.

Obviamente, la expresión no es literal. La nave ‘Solar Probe Plus’ pretende acercarse más que nunca a nuestra estrella: a 6,2 millones de kilómetros del Sol, más de siete veces más cerca de lo que cualquier nave espacial ha estado antes.

Porque hay que comprobar si una nave espacial puede aguantar el ‘calorazo’ más grande.

La misión de la NASA es además una prueba ‘de fuego’ (nunca mejor dicho) en la que sabremos si aguantan los materiales con los que estará hecha la nave a temperaturas tan extremas como las que hay en la corona solar: ¡casi 2.000.000 grados!

Porque necesitamos resolver preguntas que llevan décadas atormentando a los científicos.

¿Podría alguien ser capaz de responder por qué la corona solar (la parte más externa de la atmósfera solar) está más caliente que su propia superficie? ¿O por qué se forman ahí los vientos solares y no en otro lugar? Son dos grandes preguntas que los científicos llevan décadas haciéndose, y ni con los mejores telescopios y estimaciones han sabido contestar. ¿Tendremos respuestas el año que viene?

Por LRP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *