Descubren Ruinas de una Fortificación en las Minas del Rey Salomón
20 Enero, 2017
La idea de crear una aldea lunar despierta ‘reacciones positivas’
20 Enero, 2017

Presidente nº 45 de los EEUU

Donald Trump es oficialmente el presidente de Estados Unidos

El magnate juró como el presidente 45 en la historia de ese país.  Las protestas en el mundo por la llegada de Trump a la Casa Blanca.

De acuerdo con las autoridades, cerca de 100 grupos se han organizado para hacer presencia en la capital estadounidense a lo largo de este fin de semana para protestar por el incio del gobierno de Donald Trump. Sin embargo, Washington no ha sido el único escenario de las protestas, en diversas partes del mundo, grupos de ciudadanos muestran su inconformidad con el nuevo presidente de EE.UU.

Cinco cosas buenas que tendría el gobierno de Trump
El impulso para la generación de nuevos empleos y la relación con Rusia, entre los puntos.

El mundo, o por lo menos una gran parte de él, parece coincidir en que la era de Donald Trump al frente de la Casa Blanca puede ser también el inicio de un tiempo oscuro.

Sus evidentes ataques a los migrantes, su carácter misógino y la propuesta de cierre de fronteras en el sentido social y económico han hecho pensar que estos próximos cuatro años estarán cargados de un clima de miedo y desconcierto, no en vano desde este viernes ostentará el título del hombre más poderoso del mundo.

Se teme en varios frentes: en su relación con México, en el estatus que tendrán los millones de migrantes que viven en Estados Unidos, en su posición frente al cambio climático, en cómo manejará la economía, en el ejemplo que dará al mundo, en si se aprovechará de su posición para su propio beneficio (o el de sus empresas), en cómo enfrentará momentos de crisis o si, por ejemplo, podría embarcar al país en una nueva guerra por el terrorismo.

Queda difícil pensar qué podría ser bueno en su Gobierno, pero presentamos algunas propuestas con las que Trump podría hacer frente a su poca popularidad en el mundo y llevar con altura el título de Presidente de Estados Unidos.

1. La economía de Estados Unidos

Aunque Trump se ha declarado cuatro veces en quiebra, también es cierto que ha logrado formar un poderoso imperio que consta de la nada despreciable cifra de 515 empresas entre hoteles, casinos y campos de golf, entre otras.

Sus jugadas financieras son arriesgadas, pero le han significado encontrar buenas oportunidades de negocio. Trump encuentra ahora una economía estadounidense bastante saneada y el manejo de su emporio podría ser una ventaja para reducir el desempleo –ahora del 5 %– y reactivar algunos sectores de la economía.

Más allá del crecimiento del producto interno bruto y de cifras más conocidas como los salarios y el déficit comercial, vale la pena observar otras mediciones como el ritmo de la creación de empresas y el porcentaje de trabajadores de la principal franja etaria en la fuerza laboral.

Sin duda, su aparente régimen proteccionista puede afectar a otros países, pero también podría acelerar la creación de empleos. La mayor base de apoyo de Trump fue en en el Rust Belt y otras de las zonas más golpeadas por la disminución de empleo, especialmente en la manufactura.

2. La relación con Rusia

La guerra en Siria y la invasión que Rusia hizo en algunas partes de Ucrania han hecho que la ya tradicional pugna entre Washington y Moscú se vuelva aún más tensa.

Pero, y aun cuando es muy cuestionada la cercanía del presidente ruso, Vladímir Putin y Donald Trump –al punto de que las agencias de inteligencia afirmaron que la campaña demócrata fue ‘hackeada’ por Rusia–, podría suponer un restablecimiento de las relaciones entre ambos países.

Esa posible alianza podría darse en términos negativos, pero también podría ser aprovechada por Trump para lograr objetivos diplomáticos convenientes para el país y para el mundo. Si Trump tienen tan buena relación con Putin, la guerra en Siria –que ya suma más de 310 muertos– tendría un nuevo capítulo en el que quizá se llegue a un acuerdo.

3. Ivanka Trump

Es claro que el liderazgo femenino tan marcado en la administración de Obama por la primera dama Michelle, viene siendo ocupado desde las elecciones primarias por la hija de Donald Trump, Ivanka Trump.

Su carisma y conexión con el público –aunque mucho menor a la de Michelle– es lo que más ha hecho que Trump pueda verse como un hombre de política. De hecho, muchos analistas coinciden en que su llegada a la campaña humanizó al magnate.

Si Ivanka toma la vocería y lleva un liderazgo en temas claves como los derechos de las mujeres, la salud, la educación, podría seguir sumándole réditos a su padre.

4. Mayoría Republicana

Como pocas veces sucede, esta vez el partido del Presidente domina el Congreso de Estados Unidos. Trump puede tomar como una gran ventaja la mayoría que tiene la colectividad política que representa en ambas cámaras.

Con la Cámara y el Senado de su lado –para lo cual debe sanar su relaciones con algunos sectores republicanos– podría sacar adelante sus propuestas y proyectos.

5. La unión en Estados Unidos

Si todo lo demás no funciona, y resulta ser que Trump sí se convierte en el lado más oscuro de Estados Unidos, no es menor que el pueblo estadounidense se una como sociedad.

Algunas de esas manifestaciones ya se han escuchado incluso desde el mismo día en que se conocieron los resultados de la votación.

Algunos sectores como los inmigrantes ilegales, la comunidad latina –por la ola de racismo– y la prensa han sido duramente atacados por Trump y podrían significar la fuerza que necesita el país para pasar este “período de resistencia”.

El poderoso Hollywood también ha dado su opinión y ha dado una voz fuerte para apoyar a quienes se oponen al magnate. Una sociedad fuerte en contra de Trump complicaría su estabilidad como gobernante.

Fuentes: Varías

BBC, Telemundo, El País.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *