¿Pueden ocurrir dos sismos al mismo tiempo?
20 septiembre, 2017
Largo viaje de los rayos cósmicos
28 septiembre, 2017

Rusia y EEUU harán juntos una estación espacial que orbitará la Luna

28/09/2017

Una estación espacial orbitando alrededor de la Luna puede ser una realidad muy pronto. La agencia espacial rusa, Roscosmos, ha anunciado un acuerdo con la NASA para el desarrollo conjunto de una nueva estación espacial en la órbita lunar. El proyecto sigue los pasos de la Estación Espacial Internacional, pero esta vez un poco más lejos y con la mirada puesta en futuros viajes a Marte a partir de 2030.

El proyecto Deep Space Gateway (Puerta al Espacio Profundo) está liderado por la NASA y consiste en una estación espacial en la órbita de la Luna formada por varios módulos. La primera etapa del proyecto implicará la construcción de la parte orbital de la estación. Rusia se encargará del desarrollo de los módulos y elaborará la normativa que ha de unificar los sistemas de acoplamiento de varios tipos de naves espaciales. Hace años que los rusos tienen intención de construir una base propia en la superficie de la Luna para entrenar a sus cosmonautas de cara a futuros viajes a Marte, un objetivo este último que también está en las ambiciones de EEUU.

El Deep-Space Gateway sería puesto en órbita alrededor de la Luna a inicios de la próxima década. Su vida útil sería de al menos 10 años y sería la base de los astronautas en las misiones espaciales. La experiencia adquirida serviría para preparar el camino hacia Marte. Rusia crearía hasta tres módulos en total que conformarían una ‘colonia’ para astronautas. Las partes también discutieron la posibilidad de usar cohetes rusos para crear la infraestructura de la estación lunar, informa Roskosmos.

“Hemos acordado llevar a cabo conjuntamente el proyecto de nueva estación espacial internacional que funcionaría en la órbita lunar”, afirmó el director general de la corporación rusa, Igor Komarov, durante una rueda de prensa en Adelaida (Australia), donde se celebra el Congreso Internacional de la Astronáutica. Sería la primera vez que el ser humano sale de la órbita terrestre desde el final del programa Apolo en 1972.

Otros países negocian su contribución
Las agencias espaciales de Europa, Japón y Canadá también están embarcadas en el proyecto y llevan tiempo negociando con la NASA su contribución, según adelantó el portal Popular Mechanics. También podrían participar otros países como Brasil, Rusia, India o China. Las agencias que colaboren podrían colocar a sus astronautas en la nave Orión, un proyecto de vehículo espacial en desarrollo a cargo de la NASA en colaboración con la Agencia Espacial Europea. La contribución que hará cada participante en el proyecto Deep Space Gateway se concretará en las próximas negociaciones.

Para la misión es clave el desarrollo de un cohete ruso superpesado de largo alcance para llevar a la órbita lunar los módulos de la estación espacial. Los problemas financieros han retrasado su culminación hasta la década de 2020. Pero si Rusia y EEUU se muestran dispuestos a trabajar juntos, éste y otros proyectos pueden relanzarse. Rusia ha puesto sus ojos en la Luna pero también acaricia la idea de crear su propia estación espacial orbitando sobre la Tierra. Si el presupuesto no da para mantener ambos proyectos, Moscú usaría la nueva estación orbital terrestre rusa como ‘plan B’ si no es posible el entendimiento con EEUU para el proyecto en torno a la Luna.

“En la primera fase del proyecto iremos construyendo la estación con vistas a aplicar la experiencia adquirida en la superficie de la Luna y, más adelante, en la superficie de Marte”, dijo Komarov. “La contribución de Rusia consistirá en crear hasta tres módulos y en desarrollar el dispositivo unificado de acoplamiento para todas las naves que se ensamblen con la nueva estación espacial”, dijo el director general de la corporación espacial rusa. La clave es que los socios impulsen juntos la creación de un módulo de aterrizaje, que funcionaría como lanzadera entre la estación en órbita y la superficie lunar.

Sería la primera vez que el ser humano sale de la órbita terrestre desde el final del programa Apolo en 1972

Desarrollaran la nueva estación espacial con la mirada puesta en futuros viajes a Marte a partir de 2030.

Por Xavier Colás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *